Jueves 23 | Mayo de 2024
Director: Héctor Loaiza
7.352.867 Visitas
Desde 2001, difunde la literatura y el arte — ISSN 1961-974X
resonancias.org logo
157
Poesía
4 1 2009
Versos del poemario, Lo callado del silencio, de Milagro Haack

¿Y qué deseaba yo?
Deseaba un silencio perfecto


por eso hablo...

Alejandra Pizarnik.

 

I

Pensándote
en carta de anuncio silencio
después
de andar inquieto por ese revoloteo de alma
intentando atrapar callada tez en la orilla
de cerrada flor
que te mantiene cercando noche
doliéndote
el cuerpo, mientras agonizo
sintiendo otra vez

Dios en Rocío

perfumando este destierro viaje futuro
cuando miro tu aire que pasa
y suda

fuerte frente a mí

hermano silencio

 

 

II

Entre las ruinas de los años anida una triste voz


que canta por la noche: Te amé.


R. Tagore.

Pueblas
cuerpo propia voz
de aquel dándole la espalda
al azotado huerto de un instante
devolviendo la cadena sin medalla alguna
mojándome los pies

cruz de sal sobre aguas

lejano horizonte que señala
tiempo intacto
bajo la densa alfombra
por donde pasan

aquellos pequeños olvidos

sabiéndome isla

en la orilla del aire

y

no hay regreso

cruce de aguas

que desliza la arena y entierra
lo marítimo de mi  huerto

que arrodillarse

con reservado navego
en la boda   de nuestro cosido velo

 

 

X

Tu nombre
despierta humillado amor
cuando me acuestas por orden y conocimiento
del jugoso cielo
que no tiene la vivencia de hermana
con  ilusorio santuario
incrustado en el desnudo muro
donde permaneces
retando  la burla de Dios
que no traduce esta desbocada agua
atravesando
por consecuencia, el cauce de mío ropaje
luciente de amor
Floreciendo
sólo
bajo tu seductora tierra

 

 

XI

Abrimos
lo espeso y sólo escuchamos
al frío
en los sepultados huesos de este día
hoy comimos
de aquella sangre vestida de halago
para los bien visto invitados


escondido
abres sueltos lazos de lluvia
sobre el futuro mármol
besándome
con dulzura hasta los pies  
tapiz
tierra
que lejana muestra


tu plumaje


sol


de un solo poniente

 

 

XVII

Deseamos Buena Suerte
a la devota agua de nuestra Isla
que destierra surco oleaje amigo
con un amargo

Hasta Luego

por  vecina cacería
donde se heredan los no reclamados

Hijos de la Noche

hábito
de la única hembra
llamando ausente
dolor
que tan sólo abraza
un azul silencio en  sombra
justo
cuando nuestro laberinto tálamo
entra en oración continua
bajo

el alado cuello del día

 

acerca del autor
Milagro

Milagro Haack, Valencia,(Venezuela) 1954. De profesión terapeuta ocupacional. Estudios de teatro en la Escuela “Ramón Zapata”. Egresada de la Escuela de Ballet dirigido por Nina Nikaronova, de la Escuela de Arte Arturo Michelena de Caracas. Ha publicado los poemarios: “Temple Ajeno” (1990), “Puertas que no me Pertenecen” (1991), “Luto de otra Boca” (1992), “Cuarto de Ceniza” (1994), “Antología Poética, La rama bifurcada”, Poetas del Estado Carabobo (1986-1994), “Cenizas de Espera” (2003), “Cinco mañanas juntas” (2003), “Lo callado del silencio” (2004). Mencionada en la IV antología de la Asociación de Escritores de Mérida (2008). Ha laborado en el Ateneo de Valencia. Recibió un Accésit en la Bienal Latinoamericana José Antonio Ramos Sucre por su libro “Relámpago entre dos” (2007). Actualmente dirige un Taller de literatura y orientación poética: http://milagrohaack.com.