Domingo 16 | Junio de 2024
Director: Héctor Loaiza
7.434.346 Visitas
Desde 2001, difunde la literatura y el arte — ISSN 1961-974X
resonancias.org logo
157
Poesía
2 11 2007
Textos sobre el poemario Mundo de contradicciones de Edgardo Barreda
Encontrarse por Ricardo Rivera Echeverría Si la poesía es la prueba concreta de la existencia del hombre, como dijo Luis Cardoza y Aragón, quienes van en pos de ella saben o intuyen, probablemente, que no podrían explicarse el sentido de su destino si no develan en su versos cada descubrimiento, cada justificación, cada iluminación que ésta les propicia. De esta experiencia bien que sabe Edgardo Barreda, tal como nos confirma en su “Mundo de contradicciones”. Esta antología que comprende el período 1968-2007, contiene poemas que condensan el trabajo del orfebre que no busca adornar lo que fue, lo que pudo ser, sino la visión sostenible de un proceso de maduración personal y captación y aprehensión de lo que le ha sido a Barreda ir insertándose conscientemente en la realidad personal y social que prevalece en él. Cada poema tiene su propio ritmo que da la pauta a adentrarse –suponerse— en el desarrollo de esas expresiones que se alejan de la forma clásica del verso y tienden a ampararse en la metría libre, que le es natural a Barreda para seguir las consonancias de esa necesaria búsqueda tendente a liberar su numen y dejar plasmada su vivencia en “Mundo de contradicciones”, “Corazón Compartido”, “Variaciones sobre Atitlán” y “Poemas sin nombre y otros versos”. No duda en dejar plasmado su carácter en su obra, lo que se denota a través de versos en los que recrea su intimidad y su forma de reconocerla como los siguientes: “Dispuesto estoy a todo/en esta entrega de palabra”. “La palabra no termina aquí… el poema/no puede/terminar aquí”. “Quítame la madrugada/ de los párpados… tan solo en el pensamiento ven” (“Poemas sin nombre y otros versos”.) Pero, no es sólo su interior lo que Barreda comparte. En “Mundo de Contradicciones” la posibilidad, la sentencia, la imaginación, la realidad, la duda, la certeza se encuentran y contraponen unas a otras, para llevar al lector hacia la mirada hacia la vida en sí misma e incluso toma un carácter proverbial como revelando las clases de las alegrías y tristezas que no son solo recuerdos sino el lente a través del cual se observa y califica… En esos poemas los versos se tornan en afirmaciones lapidarias:”En la alegría enquistada la tristeza/ la amistad pronto se convierte en enemistad/ la riqueza lleva virus de pobreza…El amor auténtico cae en una fosa/ insomnio de la Humanidad que perdió la brújula”. O por ejemplo ese otro afán de hacer justicia: “Desgraciado que robaste el sosiego/ de este mundo que Dios te encadene/ al pie de nuestra cruz”. Con ese mismo recorrido en la obra de Barreda se puede asegurar que quien busque en sus poemas el aroma de flor poética y la palabra galante lo podrá encontrar, pero aspirando ese hálito de prácticamente cuarenta años de creación, que es aire que respira alguien que le encontró sentido a su vida, a su destino: “Tu realidad mágica/ perdida para otros/ devuelve mi niñez”. Palabras de Max Araujo No es casual que Edgardo Barreda le haya puesto como título a la colección de sus poemas, escrito entre 1968 y 2007, “Mundo de Contradicciones”, no solo porque esta es una afirmación de lo que es el mundo, sino también porque en sus trabajos se reflejan las contradicciones inherentes a la condición humana, ya que como repetía muchas veces el columnista Víctor Pabsh, n el desparecido diario El Gráfico, “el hombre tiene las alas que lo elevan al cielo y las raíces que lo atan a la tierra y en esa contradicción nos movemos”. En otras palabras la eterna lucha entre el bien y el mal. En este poemario el lector encontrará una historia de vida: la del autor, la de usted y la mía, porque en su poesía están escritas situaciones que son parte de nuestra cotidianidad: amores, reflexiones, recuerdos, saberes, sentimientos, creencias, etc., sólo que de manera poética, con esa capacidad que tienen el poeta de sintetizar “el todo” en un solo verso, en una sola palabra. Edgardo Barreda, después de muchas noches de desvelo y de muchas escrituras, hace una selección de su trabajo y nos lo presenta en este libro, que con la sencillez que a él lo caracteriza lo deja que vaya solo por el mundo, para que se abra camino, el que a no dudar será el del reconocimiento y el de la querencia, porque se quedará en más de un corazón de sus lectores. ¡Ve por el camino caminante y que Dios te acompañe!
acerca del autor
Edgardo

Edgardo Barreda nació en Guatemala en 1947. Es autor de tres poemarios “Poemas Sin Nombre y otros Versos”, “Variaciones sobre Atitlán”, “Amor Compartido” y varios poemas inéditos. Ha participado en recitales y seminarios sobre el tema. Ex profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Rafael Landívar, doctor en Letras y Filosofía, Abogado y Notario, autor de varias obras de derecho. Ex Magistrado de la Corte Suprema de Justicia de Guatemala, Coordinador de la Comisión de Combate a la Corrupción del Sector Justicia.