Domingo 16 | Junio de 2024
Director: Héctor Loaiza
7.434.432 Visitas
Desde 2001, difunde la literatura y el arte — ISSN 1961-974X
resonancias.org logo
157
Poesía
1 10 2007
Tercer piso y tres poemas de Juan Carlos Vásquez
TERCER PISO me amordazo me des-amordazo y cuento hasta tres, incompleto, en una ansia carente, lleno de símbolos que nada dicen e invento este paraíso de instantes que luego cobra reduciendo mi tiempo a la mitad. Duermo cansado ante la medianoche, y despierto cansado ante la mañana entre visiones y nadie responde para comenzar de nuevo, como si hubiese un sentido, despertar, hacer lo que se supone hacen los que tienen vida, Un pulso sin nombre Parece estirarnos, Sonidos que chocan. Cuándo la calle con mis hermanos, cuándo la noche con las sombras, mirando los números siento náuseas y me duele todo, subiendo, descendiendo, como en un juego infantil de tobogán. Abajo está la muerte y espumea, arrincona y todos le aplauden. abajo las personas son grises, moradas y no hay sol. Al descender del tercer piso inicio mi acercamiento a la tierra... Cansancio de Poesia No hay en la poesía ni en mis mecanismos formas, puedo suponer cosas pensar en el azar esperando una sorpresa o un milagro, decir lo dicho crear importunando y aun así no dejara el ciclo de seguir con su desgaste, que te puedo decir para dejar de gritar en el absurdo. Creo aburrirte susurrando hechos, agitando moscas, estoy flaco y floto repitiendo aun que incendiare las conexiones, las mismas carceles y yo incursionando. Y es que observo el mensaje sobre la planicie con mi oleada de toques, yo quisiera haber prolongado en su cara mi razón pero los murmullos me colocaron frente a las antiguas incógnitas de la superficie. AGUJEROS En los costados, donde nace el dolor, un eco interno repite lo innombrable, esa hipersensibilidad hacia el paisaje sacude. En noches de pirotecnias círculos profundos, jubilosos hundimientos que no aceptan llamadas, asoman rostros que se fueron, desfilan vidas, Se erigen paredes. Influencias mal habidas del tiempo Mientras sueño todo se vuelve parasitario, inconmovible, expira el tiempo y me deshago dividiéndome en pedazos. Setiembre de 2007, San Francisco (California) ARLINGTON Desenterrar el vacío, lanzarse, sentirse tan cerca y jamás tocar fondo. Un caos emerge, contornos de imposibles que en ceremonia hicimos. Anoche estuve allí, me imagine que sonaba porque vivo saltando. No pude abrir la puerta Observando el techo. Anoche estuve allí intoxicando la sangre, descomponiendo los años para obtener movimiento y una fractura recorrió mi cráneo cuando sacaba la lengua. Setiembre de 2002, New York EL VIAJE CUANDO salí sin rumbo no hubo retraso, la incertidumbre lo había preparado todo de antemano nadie se enteró de que estaba perdido, y me dejaron mirar sin responsabilidades el ciclo rítmico del día y la noche. Entre un sin fin de puertas me entregué a contemplar en todas sus acciones la virtud de la expresión, burlándome de los procedimientos inventados por el hombre. Yo que tanto hablé de la flor y sin contemplarla, ahora vuelvo la toco y se reproduce dándome el permiso para auto flagelarme por aquel amor fallido, Volveré a pintarle los labios, traeré los vestidos púrpura para cubrir su desnudez con mis insignias de buen ciudadano, para que no dude, para que vea transparencias en el imperfecto. Ya mis inútiles alas vuelven como un funcionario haciéndome la idea de que solo existo por ella. Atenderé a sus reclamos, a sus castigos, a sus salas de rehabilitación. Estoy exhausto de mis nos, de sus porqués, de la ley de todo.
acerca del autor
Juan Carlos

Juan Carlos Vásquez, Valencia, Venezuela, 1972. Ha estudiado Administración de Aduanas. Dirige las paginas virtuales de creación Herederos del Caos, http://herederosdelcaos.tripod.com. Como narrador ha publicado Libro de Relatos Pedazos, Familia Ediciones Estival Teatro, Maracay, Venezuela 2000. Sus escritos aparecen en revistas y antologías poéticas de España, México, Chile y Estados Unidos. Dos de sus poemas fueron traducidos al portugués por el escritor Antonio Miranda.