Lunes 22 | Julio de 2024
Director: Héctor Loaiza
7.588.550 Visitas
Desde 2001, difunde la literatura y el arte — ISSN 1961-974X
resonancias.org logo
157
Poesía
2 11 2005
Cinco poesías escogidas de Dina Bellrham

Tu corazón Es el relámpago de mi cielo en calma, la arcilla que moldea mis latidos, el metabolito que repolariza mi tacto, el oasis de ansias donde mis labios agonizan cianóticos y testan sus besos. Peticiones Bésame sin piedad... que tu boca y la mía, descubrieron en agonía, un halo de ansiedad. Mírame con descaro... que no es ningún pecado, el fuego que has provocado en mis ojos sin reparo. Abrázame con locura... que tus manos de algodón, saben darle al corazón, buenas dosis de ternura. Acaríciame sin pensar... que tu piel es mi paz, ya el aire está demás, si tu roce es respirar. Despiértame al amor... que tu elixir de pasión, hechizó a mi ilusión, y anestesió a mi pudor. Todo lo tuyo Esos ojos los tuyos... embriagados de éter... distantes y extraños que me van emboscando, silentes y espléndidos que me van cautivando, con hidalgo brillo que tortura al mirarte. Esa boca la tuya... cruel deliquio a ceder... escarlata y frágil que me va provocando, malévola cual duende que me va hechizando, donde el vecindario de mis besos se antoja perder. Esas manos las tuyas... condena gustosa a padecer... profetas en mis tierras santas que me van resucitando, que con las mías musitan, mientras me vas palpando, sagaces que erizan mi ego y me hacen caer. Y es que muñeco, todo lo tuyo, es digno de querer, tu sonrisa, tu mirada... me está conquistando; tu voz, tu misterio... me está encantando; Vaya manera de tu corazón, ante el mío, aparecer. Te PaReCeS a Mi TaBaCo Hoy te pareces a éste pobre cigarrillo, que a escondidas acabo de encender..., en esta noche lluviosa de enero, entre las olas furiosas del ayer... y con el humo incierto, sereno... Mi apenas vicio, sin querer... ha derramado nicotina en mi fe, ha descubierto sonriente, que como él; aunque dañándome, te evaporas silente te vas de mis labios, te dejas perder... Igual que éste cigarrillo en mis manos, que depende de mí para no morir, que pide a gritos mis pulmones ya no sanos, sé que depende de mí que puedas existir..., en ese tiempo vacío que mi tabaco logre vivir... Mi cigarrillo, mi tabaco... ¡que tan bien se parece a ti! Se cuela en mi aire limpio, te cuelas en mis pensamientos..., deja el rastro de un posible cáncer de penas, que así como tú, se encuentra marchito en el cenicero... la colilla del vicio, la ceniza de mi beso sincero. Memorándum Te enamoraste mi tristeza... De mi desdén enjaulado en besos marchitos y no dados. De la pasión pletórica, amétrica pantomima de mis manos secas... Te enamoraste de mi desamor... De mi corazón en holocausto poético esbozado con grises llagas de invierno. De aquella lira pérfida en desquite tramoya en vértice de mi custodia... Te enamoraste de mi rebeldía... De mi protesta al mundo de reglas que pretendían encasillar mi esencia. De la esperanza ahogada en intentos resucitada apenas con una estrella... Y qué hago ahora?.... Si la atrición ha migrado lejos... Si la aversión fue violada en versos... Ahora... que no es simple atisbo pues tu amor decora mi nueva aurora. Hoy soy añadidura de tu mundo... Me danzan besos de tu boca escarlata epicentros etéreos de ansiedad lejana... acumulados, fermentados, soñados... en éstos mis labios que te he regalado.. Hoy eres el genio de mis deseos... Tienes mi alma a ti consagrada... Mi vida, mi día, mi noche clara... Los secretos jamás contados... Mi confesión... de estar enamorada. Y además... esa palabra mágica... Que puede besarte a la distancia... Que te acaricia, que te sonríe... que es simbiosis de varios milagros... Ah! aquel "te amo" antes vetado y ahora, el vehículo a tu morada.

acerca del autor
Dina

Dina Bellrham, nace en Milagro (Guayas), Ecuador, en 1984. Sus estudios primarios los realiza en Naranjito, los secundarios en un colegio franciscano de Milagro, donde empieza a publicar poesías en revistas juveniles y en algunas editoriales. Actualmente cursa el tercer año de Medicina, en la Universidad Estatal de Guayaquil. Sus autores favoritos son: Bécquer, Benedetti, Neruda, Alfonsina Storni, Campoamor, Toledo, Medardo Ángel Silva, entre otros. Ha publicado en varios sitios Web.