Lunes 22 | Julio de 2024
Director: Héctor Loaiza
7.588.503 Visitas
Desde 2001, difunde la literatura y el arte — ISSN 1961-974X
resonancias.org logo
157
Poesía
2 11 2004
Algunos poemas escogidos de Carlos Oquendo de Amat
CUARTO DE LOS ESPEJOS En esta media noche con rejas de aire xxxxxxse agitan las manos. ¿Dónde estará la puerta? ¿Dónde estará la puerta? y siempre nos damos de bruces. Con los espejos de la vida. Con los espejos de la muerte. xxxxxxETERNA juventud. Vejez ETERNA Ser siempre el mismo espejo que le damos la vuelta se agitan las manos amarillas xxxxxxy se pierden las otras manos, y en este todo-nada de espejos ser de MADERA xxxxxxy sentir en lo negro HACHAZOS DE TIEMPO. PUERTO El perfume se volvió un árbol y vuelan los colores de los transatlánticos En e1 muelle de todos los pañuelos se hizo una flor Va cantando la música lineal de un bote y el calor pasta la luna. De una taberna un marinero saca de las botellas cintas proyectadas de infancia El es ahora Jack Brown que persigue al cow-boy y el silbido es un caballo de Arizona. UN SUSPIRO DETRAS DE LA MAÑANA la brisa trae los cinco pétalos de una canción POEMA AL LADO DEL SUEÑO Parque salido de un sabor admirable Cantos colgados expresamente de un árbol Arboles plantados en los lagos cuyo fruto es una estrella Lagos de tela restaurada que se abren como sombrillas Tú estás aquí como la brisa o como un pajaro En tu sueño pastan elefantes con ojos de flor Y el ángel rodará los ríos como aros Eres casi de verdad Pues para tí la lluvia es un intimo aparato para medir e1 cambio moú Abel tel ven Abel en el té Distribuyes signos astronómicos entre tus tarjetas de visita. POEMA DE LA NIÑA Y DE LA FLOR Sostengo dulcemente tu peso como brisa sobre una flor bajará un ángel por tu forma la mañana suena las golon [drinas de los árboles como cuando se caía la sortija de tu voz en el patio a la orilla de tu piel hay un canto crecido doy vuelta a mi pregunta la geografia es sentimental inmersa en el estanque se abre tu sonrisa repetida la Torre de Eiffel a tu lado flor geométrica para los poetas puros. EL ANGEL Y LA ROSA voz de ángel rosa recién cortada piel de rosa un ángel mirando al mar crece el brazo de una rosa por eso una estrella niña llora ya encontré tu flor ayer mirabas demasiado el parque el niño cree que la cebra es un animal la cebra es un jabón vegetal y la rosa es un botón de nácar o una golondrina pintada en el mar del ángel solo.
acerca del autor

Carlos Oquendo de Amat, figura legendaria de la literatura peruana, nació en 1905 en la ciudad de Puno (Perú) en el altiplano del lago Titi Caca. Muy joven fue a Lima, donde empezó a pasar dificultades económicas. Entre los 17 y los 23 años de edad, escribió un puñado de poemas que publicó en revistas y un libro memora-ble: "5 metros de poemas" (Lima, 1927), que es la expresión más pura e intensa del vanguardismo peruano de a principios del siglo XX. Además de los 18 textos que recogió en el mencionado libro; esa es toda la obra de Oquendo de Amat. Al emigrar a Europa, en París siguió padeciendo penurias y después en Madrid, donde murió en 1936 en un sanatorio para tuberculosos.