Domingo 16 | Junio de 2024
Director: Héctor Loaiza
7.434.319 Visitas
Desde 2001, difunde la literatura y el arte — ISSN 1961-974X
resonancias.org logo
157
Literatura
3 5 2016
Kenneth White: la austera exaltación por Richard Blin

El primero de los dos libros que nos ofrece hoy, El gang del Kosmos, escrito en 1978 y hasta ahora inédito, constituye la antesala de su obra. Siguiendo la estela de Walt Whitman, que quería fundar poéticamente un nuevo mundo renovando la relación hombre-naturaleza y romper los grilletes de las formas literarias, el libro devuelve la vida y la obra de cuatro figuras principales de la contra-cultura estadounidense: Allen Ginsberg, William Carlos Williams, Gary Snyder y Robinson Jeffers. Cuatro personajes singulares cuyo encaminamiento poético-político tuvo como objetivo ampliar el alcance de la conciencia humana más allá de sus fronteras fijas. Al poner sus vidas en contacto inmediato con lo sensitivo de la vida elemental del Kosmos —en el sentido griego de una "totalidad armoniosa"— buscaron extraer una energía, una potencia y una felicidad sombría. Es Ginsberg (1926-1997) que llega al final de un itinerario mezclando desamparo, drogas, delirio psicótico y activismo intenso, para recuperar un poco el espíritu de la tierra primigenia y un sentido erótico de la realidad que le permitiera ver “el cielo con equilibrio en una brizna de hierba,” oír el “rugido de la montaña”, fundiéndose en la naturaleza convertida en “una especie de caligrafía psíquica”. Es William Carlos Williams / Paterson, llamado así por su poema-río (1883-1963), hundiéndose en el “espacio salvaje” de la mente, buscando el principio fecundador y fundador, liberando la sintaxis no para decir algo sino para desplazarse a ese territorio blanco del ser que es el verdadero lugar de la poesía. Es Gary Snyder (nacido en 1930) —el Japhy Ryder de Los vagabundos celestes de Jack Kerouac— en busca de una nueva base natural de la vida y del pensamiento, de una agudeza reinventada, una regeneración completa pasando por la exploración de la cultura primitiva, la apertura al pensamiento oriental y a un proceso de superación de “todas las baratijas que acompañan el hecho de ser humano”. Es Robinson Jeffers (1887-1962) quien, por ir a un mundo “más duro, más bello y más imponente, / liberando una exaltación austera” hizo descender el discurso a sus profundidades pre-racionales. Un poeta que acusó a la civilización, que “nos convierte deliberadamente tan familiares de nuestros semejantes y hace descuidar el hecho de que no mantengamos ninguna familiaridad con el mundo”. Que querían limpiar nuestra mente, buscar un lenguaje capaz de penetrar en el conocimiento situado "fuera del orden de la conciencia moral”. Saber que no ha dejado de tratar de llegar a la que consideraba la vía que conducía a un espacio ontológico único.

Que El gang del Kosmos sea la exuberante génesis del pensamiento geopoético de Kenneth White, nos basta para convencernos de leer a lo largo de la Historia. Este ensayo comienza con un análisis socio-político del imperio de la "mediocridad": estandarización masiva, de substancialización de la vida combinada con una “twitterisación de las mentes”. ¿Qué hacer frente a este infantilismo general? Para tratar de responder a este desafío, K. White erige la cartografía compleja de los acontecimientos que han conducido al hombre a aislarse de lo viviente y a replegarse a sí mismo antes de explorar lo que “la inteligencia exploradora” —Whitman, Thoreau, Nietzsche, Segalen, Heidegger, Hölderlin, Rilke…— ya nos ha propuesto. “No hay más refugios con lo Sagrado, del Ser, de las esencias", o de otros lugares. Todo sucede aquí y ahora. Se trata de estar abierto a los pasos, de ser capaz de vivir modestamente fuera de los espacios codificados. De inspirarse de los ejemplos de encaminamiento de algunos, comprender que el camino se abre y se experimenta, viene de ahí el concepto de “nomadismo intelectual”. Debemos recuperar el sentido de la percepción fresca del mundo, la de los primeros viajeros que “se desplazaron en una tierra donde el hielo se acababa de retirar”. Es urgente pensar en una geopoética radiante capaz de reemplazar los relatos históricos y metafísicos agotados. Abrir las puertas en una “atopía”, este sitio virgen”, donde el ser puede salir fuera de sí mismo y realizarse", es urgente fundar la vida humana de manera diferente, de conducir la mente hacia territorios inéditos del ser y un modo liberado de estar en el mundo.

 

Kenneth White, El gang del Kosmos, traducido del inglés por Matthew Dumont, Ed. Wildproject, 352 páginas, 24 € y A lo largo de la historia, Edit. Le mot et le reste, 360 páginas, 25 €. Cabe destacar también, Christophe Roncato, Kenneth White, una obra-mundo, Prensas Universitarias de Rennes (Francia), 254 páginas, 19 €.

acerca del autor
Kenneth

Kenneth White, Glasgow (Escocia), 1936. Cursó estudios (letras francesas y alemanas, latín y filosofía) en la universidad de Glasgow, y los termina con la distinción Magister Artium de primera clase en francés y alemán. Marcha a Francia con una beca en 1959. En París escribe “Limbes incandescents” y en una casa en la montaña de Ardéche, “Lettres de Gourgounel” que fue un best-seller en 1979. Publicó después “En toute Candeur” (poemas y texto biográfico), París (1963) y tres libros en Londres. Vuelve a publicar en París en 1976, poesía, ensayos, prosa narrativa con traducción francesa (White escribe en inglés, con excepción de los ensayos). Son seguidamente traducidos a varios idiomas: alemán, holandés, italiano, búlgaro, rumano, serbocroata, macedonio, polaco, español... En 1979, White sustenta en La Sorbona una tesis de Estado sobre el "nomadismo intelectual". En 1983, es nombrado catedrático de la Universidad de París-Sorbona. Luego escribe "libro-itinerario" (waybook), como “Travels in the Drifting Dawn” recorre Europa de norte a sur y de oeste a este. En “La route bleue”, es el norte de América, las riberas del San Lorenzo y la meseta del Labrador. Ha recibido varios premios como el Médicis Étranger, el Grand Prix du Rayonnement Français de l'Académie Française y el premio Aleramo en Italia. Entre sus últimos libros editados están “Le passage extérieur”, poesía (2006), “Le rôdeur des confins”, prosa (2006) y “La carte de Guido”, relato de viaje (2011). Vive desde 1983 en la costa norte de Bretaña.