Miercoles 24 | April de 2024
Director: Héctor Loaiza
7.243.528 Visitas
Desde 2001, difunde la literatura y el arte — ISSN 1961-974X
resonancias.org logo
157
Poesía
2 10 2010
En la redondez del tiempo por Miguel Crispín Sotomayor

 

APOCALIPSIS

 A los damnificados del huracán “Gustav”, agosto 2008.

Las rosas y los girasoles
están muriendo,
los pájaros y los peces
son menos cada día.
Los glaciares se derriten
y la tierra se seca o se inunda.
Los huracanes matan y empobrecen aún más.
Crece el hambre y las muertes evitables.
Los del Norte gritan que la culpa es nuestra.
Nos acusan de intentar sobrevivir
y de entretener la miseria copulando, sin condón.
Los del Sur sabemos, que es el egoísmo y la avaricia de ellos
la que viste de luto al Planeta.

Dicen que veremos caer a los ángeles
porque el cielo está lleno de huecos.

 

 

 

RUPTURA

Rompo la puerta
que me enmudece
y me olvida.

Rompo la cuerda
el lazo
y la rama que lo sostiene.

Rompo el rayo
que alumbra
cuando apetece.

Rompo la fe
y las imágenes.
Rompo el reloj.

Hay golpes en la vida, tan fuertes... ¡yo no sé!
César Vallejo.

 

 

 

ARMADO DE UN DOLOR CASI PERFECTO

Trato de que bajes la mirada,
de que pongas los pies sobre la tierra,
para hacerte más suave la caída
y te olvidas
de que el tiempo gira y gira
y sigues empeñado en descubrir nuevas estrellas.
Te invito a escoger las utopías,
a abrir de par en par las puertas y ventanas;
a disfrutar el Sol, aun con eclipse
y sigues empeñado en lagrimear bajo la Luna.
Trato de consolarte y no hay consuelo
que te lance de nuevo a los caminos.
Tú te empeñas, amigo,
en continuar paseando las veredas
armado de un dolor casi perfecto.

Sé que hay dolores tan fuertes en la vida,
que la fe se pierde así, así de golpe.

 

 

 

EL VIEJO CARRETÓN SIGUE SU TRÁNSITO

En el viejo reloj suenan las 12,
un año queda atrás,
otro que nace
y sigo sin creer
que es año nuevo.
Sólo cambia la fecha.
Las palabras,
con rostros inmutables,
cubren la redondez del tiempo.

Tomados del poemario “Fantasmas de Quijote” (2007):

 

 

POETA O LOCO

Marca los días con saludos
y las noches con estrellas.
Cree que las balas
sólo matan a los malos y las bombas
vuelven ángeles a los niños.
Cree que el petróleo es luz
y no muerte.
Cree en la suerte y en la voluntad
para no morir de hambre.
Conserva sus ideas en el intestino, dice
que las libera por camino más corto.
Yo, por clemencia, digo que está loco,
él, se cree poeta.

 

 

 

MIS TEMORES

 Para Alberto y Janete Capiberibe

Temo a la oscuridad,
a los relámpagos; a las crecidas
de los ríos y de los mares. A los volcanes,
los terremotos y a los ciclones.

A que se oculte el Sol
o no salga la Luna, temo.

Temo a las guerras de rapiña
y al Terrorismo de Estado.
A la democracia burguesa,
a los políticos tradicionales
y a los traidores.

¡Es tanto a lo que temo,
que a morir temo de repente un día, sin ayudar
a enterrar a mis temores!

 

 

 

TE RECUERDO

Te recuerdo en el canto de un pájaro
y en la risa de un niño.
En los ojos azules
de un cielo de verano
y en el pasto que crece
a la orilla de un río.
En el haz de la lluvia
con la tarde y el viento
y en los largos caminos
que van al horizonte.

Te recuerdo vestida de estrellas
de arena y de mar.

 

 

 

DIVA

¿De dónde vino esta diosa?
pecadora
alcahueta.

(Ojos que maltratan, matan
con tan sólo una mirada).

Canta como una sirena
y dos tambores mellizos
llaman
desde el final de su espalda.

 

 

 

Al HERMANO HAITIANO

 A las victimas del terremoto del 2010

Hoy te lloro.
Debí llorar ayer
o llorar siempre.
Nunca te faltó el hambre
ni la muerte.
Paseaste tu miseria
y voltearon el rostro.
No hubo en el Caribe cafetales ni cañaverales
 en que tus brazos
no estuvieran.

No hubo riqueza en que tu sudor y tu sangre
no estuvieran.
Y regresaste siempre al fango y el adobe
 con tu hambre.
No importaba tu historia libertaria
ni cuanto diste de libertad a otros.
Sobrevivir apenas fue un milagro.
Sobrevivir en un mundo de racismo.
Invadido siempre por el odio.
¿Qué otra cosa podían saquear
que no fuera tu orgullo?
Hoy sangras más que nunca.
El futuro es tu hambre.
Hoy están junto a ti
abeles y caínes.
¡Cuidado hermano!
Los unos son palomas.
Los otros, los conoces,
son los buitres de siempre.

acerca del autor
Miguel

Miguel Crispín Sotomayor, Cuba. Graduado de Ingeniero Agrónomo en la Universidad de La Habana. Ha escrito y publicado los poemarios: “En la Distancia” (África 1978-80), “Fantasmas de Quijote” (editorial Taller del Poeta, Galicia, 2009) y “En la redondez del tiempo” (Editorial Alebrijes, Argentina 2010). También ha escrito cuentos, testimonios y artículos. Colabora habitualmente con diversas revistas literarias de internet, Además con las publicaciones “Apia Virtual” y “Machetearte” de México. Poemas y artículos suyos son publicados en “La Jiribilla” de Cuba y en otras revistas y blogs de poetas de Argentina, Brasil, México, Perú, Colombia, Venezuela, España y EE.UU. Es miembro de REMES, de Poetas del Mundo y de la Sociedad Mundial de Poetas.