resonancias.org

Literatura
05 02 2008
Los inicios del cuento moderno en el Perú, por Maynor Freyre
« volver

Tengo entre mis manos la edición Nro. 4 de la publicación quincenal ilustrada La Novela Peruana del 2/3/23, donde aparecen dos cuentos largos de Abraham Valdelomar (1888) "El Caballero Carmelo" y "El camino hacia el sol", con los cuales se inicia prácticamente el camino del cuento peruano no sólo del siglo XX, sino que se convierte en el primer hito de este género literario de carácter verdaderamente nacional. No me refiero, por

supuesto, a la edición citada; lo que deseo es dejar sentado, desde un principio, que este recuento obedece a un deseo —poco pudoroso— de exponer mis propias lecturas cuentísticas en público. Fallecido en 1919, a los 31 años de edad, Valdelomar fue indudablemente, reiteramos, el iniciador del cuento moderno en el Perú.

Decimos esto porque en 1904

la Editorial Salvat de Barcelona publicó el libro de Clemente Palma (1872) "Cuentos malévolos" con prólogo nada menos que de Miguel de Unamuno, amigo de su padre. En 1925 publicaría Clemente Palma "Cuentos malignos", pero es por el primer libro por el que se le recuerda, especialmente debido a que introdujo las técnicas del cuento moderno en el Perú, bajo la influencia de Guy de Maupassant, Anton Chejov y Edgar Alan Poe. En realidad fue todo un precursor de la narrativa corta entre nosotros, aunque sus narraciones estuvieran alejadas de su paisaje y de su realidad, válidos para conjeturar la formación de una literatura nacional (imaginemos a James Joyce sin su Dublin, a Marcel Proust sin su París o a Chejov sin su Rusia). Un año después del deceso de Abraham Valdelomar, en 1920, conmociona el mundo literario nacional la primera edición de "Cuentos andinos" de Enrique López Albújar, un hombre de leyes chiclayano nacido en 1872, como se ve mayor que el mentor del Grupo Colónida. Este libro de relatos de López Albújar da una visión del indígena peruano y sus ediciones se multiplican habiendo alcanzado su 6ta. edición en 1971. En 1937 sacó a la luz sus "Nuevos cuentos andinos" que en 1972 llevaban ya tres ediciones. Su literatura es violenta y directa y su indio, real y telúrico. En 1924 se publica en Madrid "La venganza del cóndor", cuentos de Ventura García Calderón, a quien en esa misma ciudad le editan sus "Cuentos peruanos". A pesar de que el indio peruano de García Calderón es considerado como un ser disminuido humanamente, su prosa no deja de ser deliciosa y cautivante. Nuestro caro César Vallejo obtuvo el 15 de diciembre de 1921 el Premio Nacional de Cuento convocado por la Sociedad Cultural Entre Nous con su relato "Más allá de la vida y la muerte", el que estaría incluido en su libro de cuentos "Escalas", aparecido en 1923, antes de viajar a París. Ese mismo año de 1923 publicó en el Perú su novela "Fabla salvaje" y en 1931 en Madrid su segunda novela, "El tungsteno". Dejó inéditos cinco cuentos más, entre ellos el genial "Paco Yunque", hoy ya todos ellos impresos. José Diez Canseco surgió en 1930 como cuentista, y en 1932 ganó un Concurso Internacional de Cuentos convocado por el diario La Prensa de Buenos Aires con "Jijuna", que se enfrentó a 30 mil competidores. Pero es su libro de cuentos "Estampas mulatas", con apenas ocho relatos, contando con el galardonado, el que lo ha convertido en uno de los mejores cuentistas peruanos del siglo XX, especialmente por "El trompo", cuento obligado en toda antología que se precie de seria. Manuel Beingolea (1881-1953) aunque se iniciara tempranamente en 1897 como novelista con "La hija del exministro", escrita bajo la influencia de Emilio Zola, recién en 1935 publica sus "Cuentos pretéritos" conque ha pasado a la historia de la narrativa peruana del XX, donde figuran los cuentos "Mi corbata" e "Historia de un tambor",

tantas veces antologados. Sobre el Ciro Alegría novelista sobran argumentos, pese a la ingratitud con que lo ha tratado la crítica evaluadora de la narrativa peruana del XX. Habiéndose lanzado al ruedo literario en 1935 con "La serpiente de oro", sólo en 1965 dio a la imprenta su primer libro de cuentos, "Duelo de caballeros", para luego editar "La ofrenda de piedra" y póstumamente (1980) "Siete cuentos quirománticos". Verdad que sólo el cuento "Calixto Garmendia" bastaría para su figuración entre los mejores cuentistas del siglo. En cambio él a no dudarlo mejor narrador peruano del siglo XX, José María Arguedas, se da a conocer con el libro de cuentos titulado lacónicamente "Agua" que contenía siete narraciones cortas, entre las cuales estaba "Warma kuyay". Una belleza de cuento constantemente antologado. Aunque aparecido en 1957, tras una larga espera desde 1927 cuando se perdieran los originales en la imprenta, "El pez de oro" de Gamaliel Churata

contiene una colección de textos que deben ser considerados como cuentos contra la opinión de los ortodoxos. Mas ningún antólogo se ha atrevido a seleccionarlos, salvo en "El cuento puneño", recopilación hecha por José Portugal Catacora, donde lo hace figurar con su nombre civil de Arturo Peraltra, y con un cuento clásico: "El gamonal", cuando el literato Gamaliel Churata, primera figura del Grupo Orkopata, es ante todo un vanguardista que no perdió de vista lo nacional. Justamente, es necesario resaltar la selección de "Narrativa peruana de vanguardia" (Documentos de Literatura Nros. 2/3, Abr.-Dic./93) realizada por Jorge Kishimoto, donde también figura Churata al lado de Abraham Valdelomar, José Carlos Mariátegui, César Falcón, Magda Portal, Mario Chabes, Serafín Delmar, Alberto Hidalgo, Angela Ramos. Adalberto Varrallanos, Nestor Martos, Martín Adán, Julio del Prado, María Wiese, César Vallejo y Xavier Abril. Como se puede apreciar, toda una pléyade de escritores, unos más vanguardistas que otros, sobresaliendo en esta rama Churata, Martín Adán, Julio del Prado Nestor Martos, Varallanos, Angela Ramos y María Wiese, junto al excelente Xavier Abril.

Arturo Hernández (1903), el novelista de la selva amazónica peruana ("Sangama" y "Selva trágica") publicó un volumen titulado "Tangarana y otros cuentos" que reúne trece relatos, tres de ellos traducidos al inglés, alemán y portugués: "El animal sobre sus patas traseras, "La cantora del Huallaga" y "Pánico en el aire". Sus cuentos recibieron, al igual que sus novelas, el espaldarazo internacional. Otro narrador selvático destacado, Francisco Izquierdo Ríos, fue sobre todo un magnífico cuentista con múltiples libros publicados. Bastaría que hubiera escrito apenas "El bagrecico" para ingresar a cualquier antología universal del cuento infantil, adaptado al video en versión inglesa, como también bellamente publicado en edición bilingüe español-inglés.

La amazonía peruana nos abrió sus secretos a muchos jóvenes de los 50 leyendo "Doce relatos de la selva" de Fernando Romero, cuya primera edición salió en 1934 bajo el nombre de "Doce novelas de la selva", versión más adelante corregida y aumentada. Más como nota curiosa, cabe señalar que justo en 1920 la revista Hogar, antecesora de la famosa revista Mundial, estando dirigida por el periodista Gastón Roger (Ezequiel Balarezo Pinillos, en realidad), convocó

a un grupo de escritores, entonces muy jóvenes, a redactar una novela que iría apareciendo por capítulos en la edición mensual de la revista. Luis Alberto Sánchez al publicarla íntegra en 1967 la bautizó como "Una novela limeña", pero en realidad se trata de trece cuentos escritos sobre algunos personajes comunes. El 1ro. lo escribió José Gálvez, el Poeta de la Juventud; Luis Alberto Sánchez hizo el 5to., Raúl Porras Barrenechea el 7mo.; Manuel Moncloa Ordóñez el 8vo.; Félix del Valle (muy buen narrador) el 11mo.; Gastón Roger el 12mo., y el último le correspondió al inhallable Luis Fernán Cisneros. El intento tuvo más valor de anécdota que literario.

 

ACERCA DEL AUTOR

Maynor Freyre nació en Lima en 1941. Egresó de la Escuela de Periodismo de la Universidad Católica del Perú en 1963 y estuvo becado en un curso de periodismo por el Instituto de Cultura Hispánica en Madrid (año 1964). Licenciado en periodismo, fue editor de cuatro importantes diarios peruanos y dos suplementos dominicales, y director de seis revistas. Conferencista en las universidades de Pau y Burdeos (Francia), y en Caracas. Tiene publicados 13 libros: una novela experimental, tres poemarios, dos libros de artículos periodísticos y cinco de cuentos. En 2006, publicó su último libro de cuentos “36 estampas sin bendecir”, Ediciones Horizonte, Lima. Sus cuentos y poemas figuran en cuatro antologías de narrativa corta y en una de poesía.

 

 

 

 

indice
11 06 2019