resonancias.org

Literatura
09 12 2018
Los zapatos más feos del mundo por José Elgarresta
« volver

Como no podía ser menos, María Jesús Mingot también ha hecho un largo viaje en pos de sus sueños, y sus sueños han sido descifrar el misterio del mundo y sobre todo encontrar su lugar en él; es decir, la filosofía y la literatura en general en su profundo significado de indagación en el universo en busca de uno mismo y de los demás, entendidos como prolongación o reflejo de sí mismo, ya que en eso consiste la empatía que rebosa en todos los poros de su obra.

Por su formación universitaria y su nivel intelectual nadie puede negar a la autora su larga trayectoria en pos de la verdad, y esa búsqueda es la que asoma en los ojos siempre abiertos del protagonista de “Los zapatos más feos del mundo” e incluso en los propios zapatos del cuento, que también tienen ojos y es por algo. Es este libro y su autora uno de esos raros casos en que se transparenta la radical unidad de pensamiento y sentimiento. La filosofía, aun la más compleja, nace y se desarrolla en el corazón a la par que en la mente. Las ideas más difíciles están en germen en la necesidad de explicar el mundo que rodea al niño y los más complejos sentimientos tienen su origen en el ansia de sentirse acompañado en este azaroso viaje entre esos amenazadores desconocidos que son las personas mayores. El niño crece y aprende a socializar en medio de aventuras fantásticas que cada vez se hacen más reales y a través de las cuales se reúne con otros niños, que tienen las mismas necesidades y carencias que él. De esta forma el mundo se convierte en algo real, y cuando toma conciencia de él ya ha crecido.

Parte de esta maravillosa aventura (y digo parte porque esperamos más libros de su autora) se encuentra en este libro, narrado con la frescura y la naturalidad que le presta el formar parte de la misma María Jesús, cuyas alas de la infancia se sienten aletear en todas y cada una de las palabras del presente volumen, motivo por el cual todos nosotros nos sentiremos también reflejados en ellas.

Como ya hemos indicado, este es un cuento de feliz comienzo. Su protagonista no termina aquí su singladura. Deberá enfrentarse a otros retos para llegar a convertirse en adulto, pero indudablemente ya está preparado para ello. Ya ha comenzado a trazar su camino en el desierto de lo posible y a convertirlo en el lugar que el destino le tiene reservado para que en él habite y pueda al fin hacer feliz a sí mismo y a cuentos lo rodeen. Un destino que, como todo en esta novela, comienza a labrarse en la voluntad del protagonista de hacer un mundo a su medida y hacerse a la medida de ese mundo, una vez recreado. La realidad del adulto es el sueño del niño.

 

ACERCA DEL AUTOR

BIO: María Jesús Mingot nació en Madrid. Licenciada en Filosofía y Letras. Doctora en Filosofía con una tesis sobre Nietzsche. Profesora titular de Filosofía en la Universidad Autónoma de Madrid. Entre sus publicaciones destaca una novela, "El vértigo de las cuatro y media", y tres libros de poemas: "Cenizas", "Hasta mudar en nada" y "Aliento de Luz", del que ha salido la tercera edición. Por este poemario ha obtenido el Premio Andrés Quintanilla de Poesía en junio del 2018. En noviembre del 2017 publicó ‘Un mundo en una caja’ (Editorial Gaesa. Casa Editorial Azulete), su primer cuento largo ilustrado. Asimismo ha escrito numerosos artículos de Filosofía y Pensamiento Crítico, colaborando en revistas especializadas, libros conjuntos, prólogos y presentaciones de libros, tanto literarios como filosóficos. Fue finalista en el premio de Libros de Relatos “Emilio Hurtado”. Sus poemas han sido incluidos en numerosas antologías de poesía. En octubre del 2018 ha publicado "Los zapatos más feos del mundo" (Ediciones Gaesa. Casa Editorial Azulete), ilustrada por José María Gallego.