Ideas
02 10 2020
Raymond Aron: el heroísmo de la incertidumbre por Jean Birambaum *

El joven estudiante Raymond Aron hizo un viaje a Alemania en 1933 cuando “Hitler agita(ba) a las multitudes, Goebbels quema(ba) los libros”. Fue testigo de la sustitución de las banderas rojas por las camisas pardas y la desaparición súbita del poderoso movimiento obrero como atrapado en una “trampa mágica”. Se enfrenta al “salvajismo crudo” y rompe con el pacifismo y descubre “el poder de las fuerzas irracionales” sobre los jóvenes y los desempleados. Aron decide entonces captar la realidad en sus contradicciones, describir el mundo tal cual era y mostrarse despiadado con las creencias fáciles y dejar un lugar privilegiado para la duda. Desde entonces demostró en sus escritos sobre el nazismo y el estalinismo o la cuestión colonial, un pluralismo intelectual o espiritual obstinado. En los instantes difíciles desde los años 1930 hasta los 1960, Aron aplicó una ética inflexible de la duda que lo redujo a la soledad y a los sarcasmos de sus opositores, por lo que se consideraba un “marginal” y un “sin partido”. La incertidumbre no solo es la base de una ética intelectual sino de la civilización democrática. Jean Biranbaum señala que “toda la esperanza de Aron, su fuerza vulnerable, reside en este equilibrio entre conciencia crítica y voluntad combativa”. A los demagogos, apoltronados en sus sillones subversivos que se burlaban de la postura abstracta de un espíritu frío, les respondió que se trata más bien de una necesidad imperiosa, nacida de las pruebas vividas: el cambio de posición social y la humillación de su padre después del Krach de 1929, su experiencia en Alemania durante los años 1930, su actividad en la Resistencia que desde Londres preparaba la liberación de Francia. Y por último, la pérdida de una nieta de 6 años en 1950 fue otra prueba con la finitud. Aron escribió estas sabias palabras: "Quien haya presenciado impotente la muerte de un hijo ya no tendrá la tentación de adherir al orgullo prometeico". Héctor Loaiza.

* Jean Biranbaum, periodista, ensayista francés y, desde 2011, director del suplemento Le Monde des livres del diario Le Monde de París.

Copyright: Suplemento Le Monde des Livres del diario Le Monde de París

ACERCA DEL AUTOR
Raymond Aron

Nació en París en 1905. Estudió en la Escuela Normal Superior, donde conoció a Jean-Paul Sartre y a Paul Nizan. Tras la ocupación nazi, se trasladó a Gran Bretaña y fue director de “La Francia libre”, periódico impulsado por el general Charles de Gaulle. Después de la liberación, regresó a París, fue docente en la Escuela Nacional de la Administración y —desde 1947 hasta 1977— editorialista en el diario Figaro. Fue especialista de la obra de Carl von Clausewitz (1780-1831), autor del tratado de estrategia militar “De la guerra”. En 1948, entró en conflicto con Sartre en la revista “Los Tiempos modernos” a propósito del papel de la Unión Soviética. Se desempeñó como catedrático de Sociología en la Sorbona a partir de 1955. Escribió “El opio de los intelectuales” (1955), “Democracia y totalitarismo” (1965), “Pensar la guerra. Clausewitz” (1976), “Memorias” y más de treinta obras. Desde 1977, fue editorialista en el semanario “L’Express”. Falleció en París el 17 de octubre de 1983.