Narrativa
04 03 2020
La gaviota por Rodrigo Torres Quezada

El autor nos cuenta de José, un hombre del rebaño, diría Nietzsche. El prototípico “Hombre medio”, que no sabe del hombre medio. Con una prosa clara y directa, estrecha la cotidianeidad del personaje, y lo muestra. No se ocupa de otros sucederes de José, que nos permitan conocer sus ausencias, sus negaciones. No conocemos qué otras relaciones aportan para que él construya su pertenencia al rebaño. Intuyo, que José no tiene reflexión frente a la fugacidad de la Vida. Frente a la invitación de sus amigos, no piensa cuál será su situación en ese viaje y el modo de su propuesto disfrute. Disfrutar le es ajeno. José es un tipo que lleva a la rastra su debilitada Subjetividad. Debilitada “porque habita un mundo que él no construye. Es la representación de la ausencia del “Si mismo”. Carlos y Beatriz “no se explican que su amigo haya infringido una norma”. Lo señalan, moviéndose en el rebaño. El autor dice: Un grupo de aves sobrevuela el cielo… Sólo que aquí no están domadas.  Este hubiese sido, entonces, un lugar saludable para José. En mi libro, más reciente, en la página de las dedicatorias, escribí: “No quiero dejar de ser el hombre que lleva el niño que lleva el pájaro”. Por la necesidad de volar, en lo intelectual, en el amor… por la Libertad. Tal vez José, regrese pensando: “No debo, dejar de ser el hombre…” Miguel Montoya (Argentina)

Copyright: Rodrigo Torres Quezada