resonancias.org

Literatura
01 02 2019
Los "Cuadernos negros": la otra verdad de Heidegger por Nicolas Weil

El autor de la reseña de los dos volúmenes de los Cuadernos negros de Heidegger (1) sostiene que el antisemitismo es latente en los escritos del filósofo alemán. No se trata de un diario de reflexiones ni de confesiones, los textos representan una obra monumental. El período cubierto por los Cuadernos abarca desde el Rectorado de Heidegger de la Universidad de Friburgo —o sea, desde la captura del poder por Hitler hasta 1934. Se conocía la afiliación de Heidegger al partido nazi desde 1933 hasta 1945 y la influencia de esta ideología en su obra filosófica. En los Cuadernos negros  este compromiso es explícito, aunque Heidegger refute el “nazismo vulgar” (el biologismo y el racismo porque los considera una recaída en el cientificismo del siglo XIX o en un “marxismo invertido”). Es cierto que Marx consideraba su filosofía como una síntesis de la ciencia de su tiempo. Heidegger rechaza el “nazismo vulgar” en nombre de un “nazismo espiritual”. Renuncia al rectorado de la Universidad de Friburgo, al no poder ejercer una influencia en el régimen hitleriano y se encierra en una reserva gruñona. En sus Cuadernos negros no faltan las fanfarronadas contra la reacción, los liberales o los jesuitas, y sus diatribas contra el cristianismo y la técnica. Su anti cientificismo y su crítica de la técnica influenciaron a los filósofos franceses como Jean-Paul Sartre, Michel Foucault, al psicoanalista Jacques Lacan, Jacques Derrida y otros. La mirada existencialista y humanista de éstos frente a la obra de Heidegger podría haber contribuido a ocultar su ideología nacional socialista. Los traductores demostraron tener prejuicios favorables a la ideas del filósofo porque son sus admiradores incondicionales. De ahí la tendencia a atenuar el significado de los términos usados por Heidegger en alemán: “judería” lo han cambiado por “judaísmo”, “Nacional socialismo” por “Socialismo nacional” y un adjetivo que se refiere al nacionalismo racista por una palabra más inofensiva “populista”. Este artículo es una buena crítica para aportar al esclarecimiento de las ideas confusas que circulan en nuestro tiempo.

(1) Traducidos al francés y publicados por la prestigiosa editorial Gallimard de París.

(Esta reseña fue publicada el 21/12/2018 en el suplemento Le Monde des livres del diario Le Monde de París).

Copyright: Suplemento Le Monde des Livres del diario Le Monde de París

ACERCA DEL AUTOR
Martín Heidegger

Martin Heidegger, Messkirch 1889 – Todtnauhaberg (Alemania) 1976. Filósofo alemán. Discípulo de Husserl, su indiscutible preminencia dentro de la filosofía europea se ha visto marcada por la polémica, sobre todo la de su adhesión al régimen nacionalsocialista. La renuncia al Rectorado de la Universidad de Friburgo, muy poco después de ocuparla, no evitó que en 1945 fuera destituido como docente, tras la ocupación de Alemania por los aliados. Sólo en 1952 se reincorporó. La obra de Heidegger está separada en dos períodos distintos. El primero viene marcado por “El ser y el tiempo” (1927), obra que, pese a quedar incompleta, plantea buena parte de las ideas centrales de todo su pensamiento. En la segunda etapa, el filósofo estudia la historia de la metafísica como proceso de olvido del Ser, desde Platón, y como caída inevitable en el nihilismo. Entre sus obras están “Kant y el problema de la Metafísica”, “Qué es la Metafísica?” (1929). Libros publicados en francés, "Les hymnes de Hölderlin 'La Germanie' et 'Le Rhin' (1935), “Qu'est-ce qu'une chose?” (1935-36), "Nietzsche", (1971), "Hegel: la négativité, éclaircissement de l'Introduction à la 'Phénoménologie de l'esprit de Hegel" (1942).