resonancias.org

Narrativa
02 08 2017
Clip Art por Stefano Llinas

El cuento de Stefano Llinas, comienza con la dilapidaría frase de la escritora estadounidense Sylvia Path. “Lo que más me horroriza es la idea de ser inútil, bien educado, brillantemente prometedor, y desaparecer en una mediana e indiferente edad”. Eso no ocurrirá con este escritor joven y talentoso, que irá mejorando con el tiempo hasta llegar a la síntesis, la raíz de las cosas, su propia voz. Parafraseando a André Maurois, cultura es lo que queda después de haber olvidado lo aprendido. En un artista ocurre lo mismo. El autor juega con eso, genera pequeñas incertidumbres basadas en que la memoria nos traiciona, y aunque el contenido del texto por momentos resulte barroco y muy intelectual, percibimos una estética muy cuidada, el excelso dominio del lenguaje, fantásticas imágenes y metáforas, una historia dentro de otra historia, el macro mundo en el micro mundo, el sueño en la realidad y viceversa, el hombre que sueña y es soñado; pero en forma global, tal vez ese dominio que exhibe, le quite en parte fuerza vivencial.  Mencionar las esferas Borgianas, resulta peligroso, sin embargo el autor sale bien parado y eso es algo que pocos logran conseguir. Julián van Quekelberge.

Copyright: Stefano Llinas

ACERCA DEL AUTOR
Stefano Llinas

Stefano Llinas, nacido en Barranquilla (Colombia), 1992. Es graduado de Savannah College of Art and Design (SCAD), en Savannah, Georgia (EE.UU.), en 2014, y estudiante de Máster en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad de Barcelona (UB), España. Como escritor está abierto a las nuevas posibilidades. Lo pueden encontrar en Instagram como: bocadelcielo.