resonancias.org

Narrativa
18 04 2017
Las noches pactadas por Fernando Yacamán

El personaje protagónico del cuento se dirige a cometer un crimen contra su amante que lo ha despedido con un «ya no más». Por supuesto que la narración en primera persona no debe llevarnos a confundir el narrador con el autor. Lo imperante es el yo egotista del mismo modo que el tú enamorado. El relato de Fernando Yacamán en tiempo presente nos hace vivirlo como si fuera ocurriendo en el momento. Margaret Yourcenar decía con sabiduría que «No hay pasado ni futuro, tan solo una serie de presentes sucesivos, una camino perpetuamente destruido y continuado, por el que avanzamos todos». El autor sigue repitiendo en un burlón eterno retorno las vidas atormentadas de una relación de pareja. Con sangre y saliva habían hecho el pacto de conocer juntos la muerte. Las metáforas por momentos tornan hermético, misterioso, el cuento. Ser santos o criminales son dos maneras de autodestruirse, decía Ciorán. Yacamán arranca de su propia prosa, incluso con sangre, los fragmentos más candentes. En la inmediatez del tiempo y el frescor del presente ¿cumplirá el personaje su intención de enterrar la daga en el corazón de su amante? Ya lo veremos. Rubén López Rodrigué

Copyright: Fernando Yacamán

ACERCA DEL AUTOR
Fernando Yacamán

Fernando Yacamán Neri (México, D.F., 1985). Licenciado en Letras Hispánicas. Estudió en la Escuela Dinámica de Escritores, dirigida por Mario Bellatin. Actualmente cursa el diplomado en creación literaria, impartido por el Instituto Nacional de Bellas Artes. Su obra literaria se ha publicado en cuatro antologías por parte de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Ha colaborado también con obras de creación en diversas revistas, como Picnic, Crítica, Parteaguas, Gibralfaro y Punto de Partida, entre otras. Con el apoyo del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes 2010, ha terminado y publicado en una antología su novela corta “Los ángeles del último sueño”. Ha sido distinguido con el segundo lugar en la sección de ‘Narrativa’ del premio “Punto de Partida”, patrocinado por la UNAM 2009 y premio Elena Poniatowska de 2009, convocado por la Universidad Autónoma de Aguascalientes.